We Ship Worldwide - For Free Shipping Information Click Here - Envíos Gratis a España Por Compras Superiores a 75€ - Tel.: +34 952 051 351

La Tradición de la Porcelana Española

 

Tradition, Arte y Prestigio.

España es conocida por la calidad, fabricación artesanal y la excelencia en el arte de la porcelana. Con algunas de las marcas líderes en la industria incluyendo Lladró, Nao y Nadal que estan asociadas mundialmente a la cultura y al lujo.

Proceso de Fabricación Hecho a Mano

Desde los primeros esbozos hasta su cocción a temperaturas altas, cada paso es realizado por artistas que trabajan supervisados por el equipo de diseño.

A través de las técnicas de moldeado en barro o plastilina, el escultor construye el volumen y las formas del boceto, hasta donde permite este soporte, para continuar después sobre un soporte mas rígido, la escayola, concretando los detalles, texturas y caracteres que concluirán en la pieza original.

Una vez terminado el modelo, se divide en tantos fragmentos como sea necesario para que pueda ser reproducida en porcelana. De cada fragmento se obtiene un molde y se rellena de pasta liquida de porcelana para crear las diferentes partes de la figura. Manos expertas recomponen después la pieza, empleando como adherente pasta de porcelana.

Las pintoras aplican los colores mediante técnicas aprendidas durante años de trabajo. Con pulo preciso, dotan de expresión a los rostros de las esculturas y perfilan con delicadeza los más mínimos detalles.

Un vez pintadas, las esculturas que deben presentar un acabado brillo recubren con una capa de barniz, lo que les confiere ese acabado cristalino tan característico de la porcelana española.

Finalmente, la escultura es sometida a la prueba de fuego: su paso por el horno. Tras más de viente hora de cocción a altas temperaturas, la porcelana vitrifica, el barniz cristaliza y los verdaderos colores, que hasta ahora permanecían ocultos, salen a la superficie.

Uno de los elementos más preciados y diferenciadores de las esculturas españolas son las flores. Cada flor también está realizada integramente a mano, siguiendo un proceso muy delicado. Artistas especializadas engarzan los pétalos uno a uno, con el fin de conseguir resultados impresionantes. Así, cada flor, es única e irrepetible.

Escultores, diseñadores, pintores, ornamentadores, artistas de flores... todos aportan su conocimiento y experiencia para la consecución de una obra de la máxima calidad artística y técnica. De esta manera un amplio y experto equipo de artistas contribuye a la creación de cada escultura haciendo de cada pieza una obra exclusiva.

Creatividad

La inspiración del escultor parte de muy diversas fuentes. Es una mezcla de tradición y vanguardia, de fuentes como el amor, la maternidad, el romanticismo, la infancia o la naturaleza, así como del contacto con las tendencias actuales del arte y el diseño. Por otra parte, también el pulso del mercado tiene mucho que decir, así como el contacto con las diferentes filiales y la sensibilidad hacia sus tradiciones.

En este sentido, la industria española nunca ha dejado de explorar formas. Por eso su amplio catálogo ha abarcado siempre desde las clásicas figuras de tonos suaves y acabado brillante a las piezas de corte escultórico, en gres o en porcelana mate, pasando por la vertiente más funcional y sin olvidar las monumentales piezas de Alta Porcelana, la máxima categoría artística de las marcas.

Esta diversidad de producto sitúa a la porcelana española en la actualidad, reforzada con la colaboración de destacados diseñadores externos que suman su universo personal y artístico a un fructífero intercambio creativo.

Excelencia

Por su calidad, por ese estilo tan personal y por la gran altura creativa de sus piezas, la porcelana española es una de las marcas líderes a nivel mundial y referencia obligada cuando se cita a una marca española de renombre internacional.

Gracias a la excelencia de sus procesos creativos la porcelana española ha dejado de ser solo la seña de identidad de un producto determinado para convertirse en una marca mundial con identidad, capaz de definir un universo estético propio y garantizar una calidad sustentada en la reputación de sus productos.

Podría decirse que en las empresas españolas de porcelana el oficio está al servicio de la creatividad. Partiendo de la idea de que sólo se es libre para crear cuando se controla totalmente un oficio, en los talleres de la marca los artesanos llegan donde la máquina no puede hacerlo, demostrando todo lo que es posible hacer en porcelana. Su reto: ser capaces de dominar la porcelana, hacerla suya para continuar poniéndola al servicio de la expresión artística. Esta excelencia en los procesos productivos eleva a la máxia potencia el valor de lo único, contribuyendo así a la cultura de la porcelana. Una iniciativa que se justifica totalmente en una empresa con una trayectoria de compromiso y responsabilidad en el mantenimiento de los oficios artesanales.

Esta búsqueda de la perfección se traslada también al control de calidad que tiene lugar una vez concluido el proceso de elaboración de las piezas. La escultura para por diversos controles para asegurar que cumple los estándares de calidad requeridos por las marcas.

Innovación

España ha contribuido al arte en porcelana con desarrollos propios, con nuevas técnicas y procesos que han revolucionado el mundo de la cerámica.

La mono-cocción en los años 50, la línea de Gres en los 70, una paleta de colores que supera las 4.000 tonalidades o la continua innovación en técnicas decorativas como la aplicación e esmaltes y lustres metálicos, demuestran que las marcas no ha dejado nunca de investigar e innovar. Y simpre a través de procesos artesanales, llevados a cabo enteramente a mano, lejos de la habitual mecanización del sector.

Este complejo y laborioso proceso es el único capaz de asegurar estándares de calidad que diferencian a las creaciones que salen de las empresas españolas de los resultados fríamente perfectos obtenidos a través de procesos mecánicos.

100% Hecho en España

Valencia es conocida como la Ciudad de la Porcelana. Las figuras de porcelana están hechas totalmente a mano y absolutamente ninguna fase del proceso se externaliza.

A pesar de las modernas instalaciones, La Ciudad de Porcelana recrea el espíritu de los antiguos talleres, en los que la destreza, el conocimiento y el estilo creativo se transmitían de maestros a discípulos a través de una intensa y enriquecedora relación.

Gracias a esta filosofía de trabajo el equipo artístico y su experiencia sigue siendo uno de los principales activos de la industria. Sin ellos hubiera sido imposible aventajar en medio siglo de actividad a las más veteranas firmas europeas de porcelana decorativa, cuyos orígenes se remontan a las siglos XVIII y XIX. En este camino hcia la perfección, uno de los mayores méritos de las empresas españolas ha sido rodearse de los mejores esculturos, cuyo talento hace posible que la marca sea capaz de trasladar cualquier idea a un material como la porcelana.

Universalidad

La industria está en continua evolución y es la expresión de todo lo bueno y bello que tiene la vida. A veces desde un punto de vista estético y otras abordando valores universales, es un reflejo de nuestros deseos, de nuestras afinidades, de nuestra forma de entender la vida. Por eso cuenta con millones de amantes de distintas culturas, razas y creencias y sus piezas son apreciadas en los hogares de todo el mundo.

Esta base creativa en torno a mensajes universales y a emociones compartidas ha evolucionado de forma natural para establecer vínculos más estrechos con los clientes, en un enriquecimiento mutuo. Así, uno de los valores de la marca es el haber sabido abordar con la sensibilidad adecuada las tradiciones y la espiritualidad de las culturas más dispares. Cada escultura ha sido concebida desde profunda admiración por unas tradiciones que son un desafío y enriquecimiento para sus artistas.

Hoy ofreciendo creaciones de valor superlativo y de calidad artística que lleva en la herencia una tradición de siglos, la industria se ha comprometido con la misión de mantener y fomentar esta tradición, tanto en La Ciudad de la Porcelana, así como a través de demostraciones en vivo de sus artistas en los países de los cinco continentes.